“De la selva lienzo”

Cuando me confronto frente al lienzo en blanco me preocupa el tema, la composición, la idea en sí. Se me hace difícil comenzar pero empiezo a dialogar con la tela, a remontarme en los clásicos, a ver mis libros, las ilustraciones y los cuadros que he comprado y que me han regalado amigos pintores, y que son mi inspiración. Aunque difieran con lo que yo hago, objetos, enseres y la naturaleza que es la protagonista en mi obra, gracias al lugar en donde vivo, puedo recrearme con ella a diario.

A medida que voy trabajando la obra va adquiriendo su propia vida en el proceso de realizar la obra la retoco con frecuencia; puedo durar horas contemplando las obras que para mi todavía no están culminadas. Cuando pinto, siento como cuando era niño, me r e creo y sueño con la geografía de mi país y las otr a s culturas hispanoamericanas. Me gusta la mitología, me interesa el pasado precolombino, yo quiero lograr transmitir mis pensamientos, e s e dialogo secreto entre lienzo y pintor que queda al descubierto cuando se concluye la obra.

Solo el tiempo y los años dirán si mi obra será una obra de arte o no, trato en lo posible de prepararme y actualizarme, estudiar los grandes maestros del arte, mirar muchas exposiciones, h a blar con artistas plásticos consagrados de los cuales me nutro mucho últimamente y sacar mis propias conclusiones. Busco siempre la superación y trato de evolucionar.