Héctor Díaz ensambla la naturaleza de su vida

Pintar una obra de arte refleja la relación entre conciencia y un quehacer intuitivo; el tema es solo un pretexto. Luisa Richter. La necesidad de sensibilizar un espacio bidimensional unido a la habilidad de técnicas, es el sondeo integro de Héctor Díaz. Su capacidad para aprender y llevar consigo su atmosfera propia, ensambla una composición de ritmos constructivistas y momentos cubistas, que es la base de su estilo. Su estima a la naturaleza en flores y formas vegetativas o, del cielo abarcan a Díaz en planos de aventuras creadoras. ¿Por qué la referencia de la naturaleza? Estoy muy ligado a la espiritualidad y veo en la naturaleza fuentes inspirativas, para trasladarlas a mi trabajo creativo, tratando de percibir el ambiente de la naturaleza en el momento que lo vivo. ¿Qué te impulsa a expresarte más en la pintura, a veces en el collage, que en otras modalidades? Una fuerza interna, desde muy niño algo me hace drenar una energía que en ocasiones lo hago escribiendo, pero mas con la pintura. Mi proceso no ha sido continuo por pausas en el plano laboral socio-económico; pero el arte es mi pasión y estoy tratando de hacer un piso, para que a finales de mi existencia quede una heredad. En 1997 se toma en serio la pintura que venia realizando de manera muy informal en ocasiones anteriores. Entra en la Asociación Venezolana de Artistas Plásticos A.V.A.P, empieza entrar en salones importantes de arte nacional y eventos especiales como la Feria Internacional de Arte y Antigüedades Maracaibo, F.I.A.A.M. ¿Cómo percibes tu proceso constructivista en tu obra? Caigo en el constructivismo sin darme cuenta, me gustaba mucho componer, luego al conocer a la artista Luisa Richter tuve una cátedra de composición en la horizontal, vertical y diagonal; de la energía de las tensiones que marcó mi sentido de composición hasta el momento, así conocedores del arte preguntaban de dónde partía ello, y si era más intuición que repetición, pero también sentían en mi obra un enfoque un tanto distinto, en ello tuve que investigar a: Piet Mondrián, Paúl Klee, Kasimir Malewvitch. ¿Tu dirección en el campo del arte refleja una trayectoria? No se si hablar del campo del arte, pues hay quienes no se interesan por artistas que no se dedican al 100% al arte, pero en mi caso he compartido mi actividad con artistas muy renombrados, que me han dado el impulso debido al talento y confianza que ven en mí, sensibilidad y juicio, prueba de ello ha sido mi relación con Luisa Richter y, con el ya desaparecido artista Diego Barboza, quien me decía: “Es hora de quemar las velas y dedicarte al arte por completo”, asumiendo el riesgo de inclinarme más hacia él. La obra de Hector Diaz es una carga desbordante, la estructuración de sus composiciones son aciertos de la pintura en los elementos de la naturaleza que integra: flores, hojas, montañas, piedras, cielo, etc. Se encuentran así una simbiosis de formas, realimentándose en cada plano de su propia dinámica y a su vez estatismos. Su obra manifiesta lo recurrente, lo complementario en los elementos vitales que de ella misma puedan desprender, siendo viviente, plural, emotiva. Realizado por: Henry Lara Revista Sambil 2008