REFLEXIÓN

Últimamente he sentido una necesidad grande de expresarme por medio de mi obra, es como dirían algunos críticos: La transformación del pintor en un chaman, en una especie de médium para que de el, el arte fluya desde su inconsciente sin ningún control de la razón en algún casos, en este proceso yo entren un comunión con la naturaleza vegetal y animal de mi país. Trabajo desde dentro hacia afuera, considero que es un excelente momento de mi carrera como pintor, gozo de alegría interna, es una mezcla de espiritualidad, naturaleza y arte, formula que me ha dado extraordinarios resultados, ahora son ustedes los espectadores lo que tienen su ultima palabra, rechazar o admirar lo que puedo ofrecerles.